Preponderancia en telecomunicaciones: scorecard al 2T 2020

Comparte el artículo

El impacto económico de la pandemia de COVID-19 fue más agudo en el segundo trimestre del 2020 (2T20) en México, cuando el producto interno bruto se contrajo en más de 15% interanual y secuencialmente, según el INEGI. Para la industria de las telecomunicaciones de México, la crisis fue más notoria en el segmento móvil con la pérdida de suscripciones y facturación, particularmente de equipos. En otras operaciones de telecomunicaciones de América Latina se observó un impacto similar durante ese periodo.

En el 2T20, las suscripciones de telefonía y banda ancha móvil se contrajeron en México, mientras que las de servicios fijos aumentaron, o se mantuvieron (televisión de paga), un evento atribuible en parte a la demanda de servicios fijos para la continuidad de actividades a distancia (teletrabajo, teleeducación).

Durante este periodo crítico de la pandemia de COVID-19, la participación de América Móvil en las telecomunicaciones se mantuvo. Durante ese trimestre concentró el 59% de todas las suscripciones de telecomunicaciones en México. Ese nivel se ha mantenido constante durante más de un año y se explica principalmente por el rendimiento de Telcel en los servicios móviles que compensa lo que Telmex y Telnor han perdido en los servicios fijos.

Entre 2013 y 2020, la cuota de suscripciones de América Móvil en servicios de telecomunicaciones en agregado nunca ha bajado del 50%, proporción relevante para la figura del agente económico preponderante (AEP) establecida con la reforma de telecomunicaciones de 2013.

Los datos del Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) indican que la participación de América Móvil en suscripciones de telecomunicaciones pasó de 64% en marzo de 2013 a 59% en junio de 2020.

El IFT puede aplicar regulación asimétrica a las empresas del AEP de telecomunicaciones para promover la competencia económica. Para el segmento fijo, el regulador aprobó el esquema de separación funcional de Telmex-Telnor para dividir los negocios de infraestructura y acceso final. A partir del 6 de marzo de 2019 entraron en operación estas empresas mayoristas de América Móvil. En marzo de 2021, el IFT inició una consulta pública para determinar criterios de libertad tarifaria para América Móvil en algunos municipios relacionadas a precios de servicio de acceso indirecto al bucle local que debe ofrecer a sus competidores.

En este seguimiento y “scorecard” se utilizan los datos del BIT por ser información con la que cuenta el IFT para evaluar mercados regulados. La infraestructura (capacidad y tráfico en redes) y audiencia también se indican en la constitución como criterios para determinar la preponderancia de un grupo económico, pero no figuran entre estos criterios los ingresos. Este análisis abarca exclusivamente el aspecto de las suscripciones.

Suscripciones

Como unidad, la suscripción no es sinónimo de usuario u hogar, que pueden tener varias suscripciones en un mismo plan. Por ejemplo, un usuario puede tener una suscripción de telefonía móvil y una de banda ancha móvil (BAM) en un solo plan (y línea) celular.

Los datos más recientes indican que en el 2T20 habían 279.16 millones de suscripciones de telecomunicaciones en total, 64% más que en el 1T13. En el 2T20 se alcanzó un crecimiento interanual de suscripciones de 3.1%, pero entre marzo y junio de 2020 se observó una caída del 1% de las suscripciones totales en telecomunicaciones, producto de la contracción del segmento móvil durante el trimestre más afectado por la pandemia de COVID-19.

Los servicios móviles acaparan la mayoría de las suscripciones. La telefonía y la banda ancha móvil (BAM) representaban en el 1T13 el 74% de las suscripciones y para el 2T20 el 77%. Entre el 1T13 y el 2T20, las líneas de telefonía móvil se incrementaron en 15.4% y las de BAM en casi 360%.

Las suscripciones a servicios fijos pasaron del 26% al 23% entre el 1T13 y el 2T20. La banda ancha fija (BAF) fue el más dinámico entre esta clase de servicios con un incremento de 75% de suscripciones, seguido por la TV restringida (55%) y la telefonía fija (19.8%).

América Móvil: suscripciones y preponderancia

América Móvil participa en cuatro servicios: telefonía fija, móvil, BAF y BAM. Entre el 1T13 y el 2T20, las suscripciones totales del grupo crecieron en 49%. Casi todo ese incremento es atribuible al desarrollo de la BAM.

Entre el 1T13 y el 2T20 las suscripciones de BAF de América Móvil se incrementaron en 14.8% y las de telefonía fija se redujeron en casi 16%. En ese periodo, las líneas móviles aumentaron en 4.7% y las de BAM en 307%. Telcel es clave para entender por qué América Móvil se mantiene como parte del AEP de telecomunicaciones.

La cuota de 59% en el sector de telecomunicaciones es la marca más baja de América Móvil entre 2013 y 2020. La visualización de los datos sugiere que su participación ha permanecido en una banda de entre el 66% y 59%.

Entre el 1T13 y el 2T20, la participación de América Móvil en las suscripciones de banda ancha fija pasó de 74% a 48%. De los servicios en los que participa es en el que registra la menor participación, aunque sigue siendo la empresa con más participación a nivel nacional, seguido de Grupo Televisa (25%). En telefonía fija pasó del 72% al 51% y se mantiene como el principal prestador de servicio, seguido también por Televisa (24%).

En servicios móviles, la participación de América Móvil en telefonía pasó del 69% al 63% entre el 1T13 y el 2T20 y en banda ancha móvil del 80% al 71%. Ese segundo servicio es en el que tiene más participación América Móvil. En telefonía móvil la segunda empresa con más participación luego de Telcel es Telefónica con 21% de las suscripciones, pero en banda ancha móvil el principal competidor es AT&T con 16% de participación.

La cuota de América Móvil permanece sobre 50% y la evolución del grupo sugiere que una reducción requerirá de cambios en la distribución de las suscripciones móviles, pues este segmento compensa las caídas en servicios fijos. La segunda revisión bienal de medidas al AEP-T de Telecomunicaciones por el IFT tiene un enfoque mucho más amplio costos y barreras de salida de los usuarios para cambiar de prestador de servicios móviles, pero su efectividad podrá ser evaluada a partir de 2021, con la entrada en vigor de las medidas.

Comparte el artículo