Opinión | Trump y Huawei, ¿smartphones o 5G?

Comparte el artículo

La guerra comercial entre China y Estados Unidos (EUA) continúa en 2019 y aunque no es un conflicto centrado en las telecomunicaciones, toca al sector por el “veto” a las transacciones entre empresas de tecnología.

Nota: la columna fue publicada originalmente por el autor en Consumo TIC

Huawei es uno de los actores más visibles en esta coyuntura, pero apenas están surgiendo indicios sobre el efecto de las restricciones impuestas desde la Casa Blanca a entidades relacionadas o bajo la jurisdicción de algún “adversario extranjero” (foreign adversary).

Huawei, de los principales fabricantes de equipo de telecomunicaciones y el segundo en smartphones, presentó sus resultados del primer semestre de 2019 que incluyen el segundo trimestre de 2019 (2T19), periodo en el que se presentó la orden ejecutiva de Trump.

Los datos sugieren prestar atención a la evolución del negocio de electrónicos de consumo a lo largo del año, pues de entrada los embarques de smartphones se contrajeron ligeramente en el 2T19 contra el 1T19, pero otros fabricantes también reportaron un comportamiento similar.

Por otro lado, la entrada en vigor del “veto” no ha impedido a Huawei continuar firmando contratos con operadores para desarrollar nuevas redes 5G, lo que sugiere mantener escepticismo hacia la narrativa de una “guerra fría por 5G” como la explicación del veto.

De acuerdo con Huawei, al primer semestre de 2019 tenía 50 contratos con carriers para implementar redes 5G y 150 mil embarques de radiobases. En el 1T19 la empresa había reportado 40 contratos para 5G y envíos de 70 mil radiobases, por lo que se infiere que en el 2T19 agregó por lo menos 10 contratos 5G y 80 mil envíos de radiobases.

Este comportamiento justifica escepticismo hacia comentarios o narrativas sobre un supuesto propósito de la Casa Blanca de detener el involucramiento de Huawei en el desarrollo de redes 5G en su mercado doméstico o en otros.

La división de electrónicos de consumo concentra al primer semestre de 2019 el 55 por ciento de las ventas de Huawei. En ese segmento de la operación se observan algunas señales que vale la pena seguirlas durante 2019. Para Huawei, la suspensión que anunció Google en mayo de 2019 para cumplir con la orden ejecutiva de Trump implica que sus smartphones perderían atractivo en el mercado internacional por quedar excluido de este entorno de software.

Esta suspensión tiene implicaciones a nivel del sistema operativo (actualizaciones de seguridad y retiro de la licencia de Android, aunque con posibilidad de utilizar su versión de código abierto), pero quizás la más importante proviene del entorno de aplicaciones.

De esta manera, al quedar excluidos los equipos Huawei de la tienda de aplicaciones de Google, la hipótesis es que pueden perder atractivo y afectar su negocio de electrónicos de consumo a nivel internacional (los smartphones y equipos Huawei tienen poca presencia en EUA). Además, el veto también puede alterar la provisión de insumos tecnológicos para la fabricación de los equipos, aunque la propia Administración Trump ha dado señales de relajar las restricciones (licencias para permitir la venta de tecnología y servicios).

Comparte el artículo