Opinión | Streaming de música, ¿alternativa para nuevos planes móviles?

Comparte el artículo

En México, una narrativa prevalente es que la competencia en telecomunicaciones móviles se agudizó desde finales de 2015 desde el aspecto tarifario. Sin embargo, este periodo también estuvo acompañado de reconfiguración de planes, entre los que se destacan las promociones de redes sociales “ilimitadas”.

Nota: la columna fue publicada originalmente por el autor en Consumo TIC

Estos esquemas de zero rating (uso de determinada aplicación sin gastar datos del plan móvil) fueron adoptados de manera general por los competidores en el mercado en una mayor proporción de sus planes. Dichas prestaciones todavía aparecen como ofertas con una temporalidad limitada, pero en general los proveedores sólo han reforzado estos paquetes con algunas apps adicionales como Snapchat o Uber para “tirar el anzuelo” a más perfiles de usuario.

Los resultados del segundo trimestre de 2017 (2T17) indican que podría haber nuevos incentivos para moldear nuevas ofertas de planes móviles sin reducir drásticamente las tarifas. Aunque en general los operadores han integrado más opciones, estas siguen sin integrar decisivamente las aplicaciones para consumo de contenidos sobre Internet.

Al 2T17 se observa que la base de usuarios nacionales se expandió poco durante la primera mitad del año. Por otro lado, entre los competidores se observan esfuerzos para reducir costos, maximizar ingresos de la base existente de suscriptores y fomentar estrategias para reducir la tasa de deserción de clientes.

En este escenario es donde cabe la relevancia de nuevas ofertas que no abarquen reducciones tarifarias significativas para mantener los niveles de ingresos por servicio y el ingreso promedio por usuario (ARPU). Este último indicador ha ido decayendo prácticamente desde julio de 2015, pero a dos años de esa fecha se percibe cierta estabilización en su nivel, o al menos una caída secuencial menos pronunciada.

Las promociones de redes sociales “ilimitadas” han permanecido relativamente estáticas, pero es importante considerar que el uso de estas aplicaciones ha ido cambiando con la introducción de nuevas funcionalidades. En este contexto es donde la integración de contenidos puede tener valor estratégico.

Comparte el artículo