Opinión | Expectativas para planes móviles en 2018

Comparte el artículo

Recientemente el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a conocer en documentos separados reportes sobre cómo cambiaron los planes de servicios de telecomunicaciones (fijas y móviles) entre 2016 y 2017, en los que se distinguen tendencias que podrían ampliarse hacia 2018 y que descansan principalmente en servicios de datos.

Nota: la columna fue publicada originalmente por el autor en Consumo TIC

En telecomunicaciones móviles (segmento en el que se enfoca este artículo), el reporte del IFT sugiere que el principal cambio entre 2016 y 2017 fue la ampliación de las ‘canastas’ de datos de los planes, es decir, los GB al mes por línea de pospago o GB por recarga en el caso de prepago.

En general, la oferta móvil ha mantenido beneficios como el uso de aplicaciones bajo esquemas zero-rating (por ejemplo, “redes sociales ilimitadas”).

El análisis de Telconomía del mercado móvil mexicano al Tercer Trimestre (3T17) indica que la distribución de suscripciones está tendiendo a una distribución de 80 por ciento en prepago y 20 por ciento pospago para los próximos años, luego de mantenerse en una distribución 85-15 por ciento.

El reporte del IFT indica que los planes para ambos segmentos en general están siendo definidos cada vez más por el servicio de datos.

En pospago se observó en general la ampliación de los GB al mes por línea, introduciendo incluso esquemas para compartir entre varias líneas capacidades de datos (GB/mes) que están ya en doble dígito en algunos esquemas. Un cambio importante en este segmento entre 2016 y 2017 es que ya casi todos los planes de pospago incluyeron voz y SMS como servicios ilimitados.

Por ejemplo, en 2016 solo 61 por ciento de los planes de pospago incluía dichos consumos «ilimitados», pero para 2017 esta cifra se ubicó sobre el 90 por ciento, incluyendo planes cuya tarifa es más baja para los niveles observados en pospago.

De esta manera, el complemento de canastas más amplias para pospago de la mano con prestaciones como «bonificaciones» o datos extra por plan aumentarán la capacidad disponible por plan de pospago, elemento que puede agudizarse en 2018 si se introducen esquemas como «roll over» de datos, es decir, bonificar los datos no utilizados en un mes para el próximo ciclo de facturación.

Comparte el artículo