Licitación 4G de México en 2016: participantes e incentivos

Comparte el artículo

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) realizará en el primer trimestre de 2016 su primera subasta de espectro para servicios móviles. La Licitación IFT-3 tendrá como objetivo colocar hasta 80 MHz de la banda 1.7/2.1 GHz, conocida generalmente como AWS (Advanced Wireless Services) en un mercado con tres operadores consolidados a nivel nacional.

Además de adjudicar hasta 80 MHz adicionales de capacidad para las redes inalámbricas en México, la subasta contempla también los siguientes tres objetivos:

1.- Reordenar la sub banda AWS-1 y las asignaciones de la pasada Licitación 21 para generar bloques contiguos de espectro a nivel nacional.

2.- Adjudicar 30 MHz de frecuencias AWS-1 que quedaron disponibles en la Licitación 21 de 2010.

3.- Adjudicar espectro en la sub banda AWS-3, que podrá ser explotada a futuro.

Tres operadores tienen concesiones en la banda 1.7/2.1 GHz, como muestra el esquema. El “Bloque D” corresponde a licencias de Telcel y Telefónica que están asignadas en distintas regiones del país, es decir, este bloque no está adjudicado a nivel nacional a un solo operador.

Para el reacomodo de la sub banda AWS-1, la decisión de uno o más operadores actuales de no participar impactará al resto. Si Telcel o Telefónica no califican para la subasta, el “Bloque D” (1735-1740/2135-2140 MHz) no se podrá incluir en la licitación y mantendrá su distribución. Debe recordarse que estos concesionarios al participar reciben la garantía de obtener espectro adicional para transformar sus asignaciones del “Bloque D” en un lote con cobertura nacional.

Si AT&T no participa, el reacomodo también estaría limitado al no poder reacomodar a uno de los operadores en la parte alta de la sub banda AWS-1 que ofrecería colindancia con los lotes de espectro AWS-3.

Entre las decisiones clave presentadas en las bases finales de la licitación está el tope de espectro. Para este proceso, el IFT decidió uno general en toda la banda 1.7/2.1 GHz de 80 MHz por operador y uno particular para la sub banda AWS-1 de 50 MHz.

Esto quiere decir que los operadores con más licencias AWS-1, Telcel y AT&T, estarían más restringidos que Telefónica en cuanto a la demanda total por estos lotes. A nivel general, la oferta agregada de AT&T no podrá exceder los 5 bloques de espectro y 6 para el caso de Telcel.

Los precios de salida son distintos para los bloques ofertados en AWS-1 y AWS-3 y quedaron fijados en $937 millones de pesos para los primeros y $65 millones de pesos para los segundos. En todos los casos un bloque equivale a 10 MHz (2×5 MHz).

Debe recordarse que estos son sólo valores iniciales que fija el regulador, mientras que serán la oferta y la demanda en la subasta los que determinarán las ofertas económicas más altas. Así, por ejemplo, si hay 4 lotes de AWS-1 disponibles para un escenario de 3 operadores y cada uno busca obtener sólo uno, entonces una demanda por debajo de la oferta puede generar un escenario donde el valor final sea cercano al precio de reserva. En cambio, si ocurre lo contrario se esperarían valores más distantes de esta marca inicial.

La demanda por lotes AWS-1 y AWS-3 no será necesariamente simétrica, pues la primera sub banda ya es usada para despliegues comerciales de LTE en México y hay equipos para su explotación. Para AWS-3 se espera que salgan al mercado equipos compatibles en plazos que van desde 18 a 24 meses.

Una particularidad de la subasta CCA es que se oferta por bloques genéricos, es decir, en lugar de que los participantes compitan por un bloque fijo, anuncian la cantidad de bloques de cierta banda que están dispuestos a adquirir a un precio determinado. Para determinar la posición de las asignaciones, el IFT observará los resultados del proceso para continuar con un proceso administrativo.

Se debe aclarar que en otros procesos CCA se ha implementado una ronda extra en donde los participantes pueden competir por posiciones específicas dentro de una banda. En el caso de México, el IFT lo decidirá dependiendo de los resultados acomodando primero la sub banda AWS-1 y luego la AWS-3.

En este escenario, se observa que Telefónica tendría prioridad para obtener espectro contiguo en AWS-1 y AWS-3, seguido de AT&T.

La diferencia principal entre ambos procesos es que la banda AWS-3 no se había asignado, lo que da la capacidad de dar bloques contiguos dentro de este segmento, teniendo la opción de reacomodar AWS-1 para que uno de los operadores tenga sus bloques AWS-1 y AWS-3 adyacentes.

Comparte el artículo