Fusión Axtel – Alestra: mercado TIC e infraestructura

Comparte el artículo

El acuerdo de entendimiento para la fusión de Axtel y Alestra, una de las operaciones más anticipadas en el mercado mexicano, consolidará una entidad que tendrá presencia en telecomunicaciones fijas y tecnologías de la información y cuya cartera de clientes incluye consumidores masivos, gobiernos y empresas. En cuanto a infraestructura, la fusión pondrá a disposición de la asociación fibra óptica con llegada a hogares y negocios, así como concesiones de espectro radioeléctrico.

De acuerdo con las estadísticas más recientes del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Axtel era al primer trimestre del 2015 el cuarto operador en los segmentos fijos de telefonía y banda ancha tomando en términos de suscripciones. En el portafolio de sus servicios al público en general destacan el triple play y los accesos de banda ancha con fibra al hogar (FTTH). Axtel también es proveedor de soluciones de Tecnologías de Comunicación e Información (TIC) para clientes no residenciales, como el sector gubernamental y empresas.

Alestra, por su parte, tiene una participación de mercado menor al 1.4 por ciento en servicios fijos de telefonía y banda ancha, de acuerdo con el reporte del 1T 2015 del IFT. No obstante, esta subsidiaria de Grupo Alfa también se enfoca en soluciones de TI, un segmento en donde destacan, por ejemplo, inversiones en data centers. Ambos operadores son originarios de Monterrey, Nuevo León, en el norte de México y operan en la mayoría del país. De acuerdo con la información disponible en sus portales, la red de Axtel actualmente llegaría a 39 ciudades y 50 en el caso de Alestra.

Grupo Alfa tendría el 51 por ciento de las acciones de esta entidad y Axtel seguirá cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores. Las decisiones estratégicas de este “jugador” tendrán el input de directivos de Alfa y Axtel.

En el ámbito regulatorio, ambas empresas han concluido individualmente disputas con otros operadores sobre tarifas y pagos de interconexión a través de convenios o decisiones del IFT. Destaca el acuerdo firmado entre Axtel América Móvil para terminar este diferendo por el que la firma regiomontana recibió un beneficio neto de 722 millones de pesos y acordó el acceso a la infraestructura pasiva de Telmex y Telcel y revender servicios de telecomunicaciones, lo que le permitiría desarrollar un operador móvil virtual. Con Iusacell, hoy adquirida por AT&T, firmó también un acuerdo para compartir el acceso a infraestructura de telecomunicaciones.

Mercado TIC

 Tomando en cuenta todo el 2014 y la primera mitad del 2015, Axtel percibió en promedio 2 mil 593 millones de pesos por trimestre y Alestra mil 399 millones de pesos en el mismo periodo y tipo de plazo. Axtel divide sus ingresos en 7 segmentos y Alestra en dos grandes divisiones, voz y servicios de TI que incluyen datos, Internet, servicios de TI y redes administradas.

Para Axtel, la distribución de sus ventas descansa principalmente en el segmento de rentas(provisión de conectividad vía paquetes o servicios independientes), así como servicios integrados y venta de equipos, segmento enfocado en clientes gubernamentales y corporativos. Además, se observa una expansión reciente en los segmentes de Datos y Redes, así como suscripciones de Internet y Video.

Así, Axtel percibe ingresos como un proveedor de servicios TIC para segmentos no residenciales y en el mercado masivo ofrece triple play y banda ancha con fibra al hogar.

Por su parte, Alestra obtiene la mayoría de sus ingresos por ventas a través de su oferta soluciones de TI, datos y redes, como servicios en la “nube” o cloud, administración de redes, sistemas y seguridad informática. (Nota: Alestra desagrega su segmento de servicios de TI en dos componentes: Datos e Internet, así como Redes Administradas y TI, pero se presentan dentro de un solo segmento para tener compatibilidad con registros del 2014).

Como se puede observar, tanto Axtel como Alestra atienden diferentes necesidades en el “mercado TIC” y no solo en el segmento de telecomunicaciones fijas. Uno de los objetivos de este acuerdo es aprovechar el potencial de una entidad con alcance en estas áreas de negocio aprovechando la infraestructura de sus partes para mejorar su posición en el contexto nacional.

Alestra y Axtel son concesionarios de telecomunicaciones, pero sus operaciones tocan áreas distintas del mercado de TIC, lo que permite configurar una entidad capaz de atender necesidades TIC para el sector no residencial y tener ofertas para consumidores masivos contriple play y conectividad con fibra al hogar. En estos últimos aspectos –banda ancha y televisión de paga- existen a nivel nacional otros concesionarios como Megacable y Grupo Televisa que también ofrecen triple play y Total Play que ofrece fibra al hogar. Es decir, aunque este “jugador” buscará afianzar su posición, no estará solo en la competencia por servicios fijos empaquetados.

Infraestructura

 Esta entidad dispondrá de alrededor de 37 mil kilómetros de fibra que incluye transporte y llegada al hogar de los suscriptores. Aunque no será la compañía con más proporción de fibra, se concentra una cantidad relevante bajo un solo techo. Comparativamente, Bestel (Grupo Televisa) superaría los 25 mil kilómetros de fibra óptica, CFE-Telecomm controlaría alrededor de 37 mil kilómetros en este año y América Móvil hasta 194 mil kilómetros.

Esta infraestructura cableada es complementada por concesiones de espectro radioeléctrico de Axtel y Alestra en las bandas de 7, 10, 15 y 23 GHz que permiten capacidad para enlaces de acuerdo con el registro de concesiones del IFT. Además, Axtel tiene concesiones en 3.4 GHz que le permiten ofrecer servicios fijos-inalámbricos.

El uso eficiente de esta infraestructura es un componente relevante para los planes a futuro de esta entidad. Además, el acceso a recursos financieros para inversión le permitiría expandirla hacia otras ciudades en las que no se tiene red propia o se requiere robustecerla. No obstante, las expectativas de crecimiento en el mercado masivo para este actor deben ser moderadas dado que la fibra óptica e IPTV no son actualmente las tecnologías o medios mayoritarios en México para conectividad de banda ancha y televisión de paga.

Esto no indica que la operación pierda valor, pues la combinación de su portafolio de clientes, infraestructura propia o compartida y la capacidad para llegar a otras localidades puede generar un “jugador” TIC más robusto.  Incluso tendría el potencial de aprovechar nuevas oportunidades de concentración para competir en cobertura, servicios y hasta contenidos, pero esto es más bien un escenario hipotético que estaría mediado por la capacidad económica de otros concesionarios, sus ventajas competitivas, los planes de inversión y, en su caso, el interés por entrar en el mercado de servicios fijos.

Es probable que el anuncio de la fusión Axtel-Alestra despierte especulaciones sobre escenarios de concentración con otro operador de telecomunicaciones fijas o inalámbricas, como AT&T o Telefónica en un contexto de reconfiguración del mercado. No obstante, estos movimientos estarán condicionados a los planes de expansión –geográfica o de servicios- de estas firmas y a la disponibilidad de recursos financieros. Esto fundamentalmente porque firmas como AT&T ya han desembolsado cantidades para adquirir DirecTV, Iusacell y Nextel México, inversiones de las que se espera un retorno en los próximos años.

En otras palabras, la adquisición de un operador fijo como el que conformarán Axtel y Alestra no es necesariamente el siguiente paso en la agenda de los concesionarios móviles como AT&T o Telefónica, ya que estos también programan inversiones en función de las necesidades de actualización de sus redes o la oportunidad de obtener más espectro radioeléctrico.

Comparte el artículo