Opinión | El IoT en México se enfoca, por ahora, en el cliente empresarial

Comparte el artículo

Existen varias proyecciones sobre la escala que adquirirá a nivel global el Internet de las Cosas (IoT), pero una idea común es que sus conexiones llegarán a varios miles de millones en la próxima década y superarán a las de tipo “humano”, como las líneas de telefonía o banda ancha móvil. Conceptualmente hay dos características que pueden apoyar al desarrollo del IoT: no está limitado a un solo caso de uso (como hogares inteligentes) y no depender de una sola tecnología de acceso.

Nota: la columna fue publicada originalmente por el autor en Consumo TIC

Ericsson estima que para 2022 existirán a nivel global 18 mil millones de conexiones IoT y el 8.0 por ciento ( mil 500 millones) utilizará las redes celulares. El “IoT masivo”, como lo explica Ericsson, se refiere a la existencia de un alto volumen de conexiones que transmitan unitariamente poco tráfico mediante dispositivos de bajo costo y consumo energético. Se espera que este escenario se desarrolle conforme empresas, gobiernos y personas adopten equipos y servicios IoT.

Las conexiones del IoT pueden utilizar diferentes tecnologías de acceso, como redes cableadas, de acceso inalámbrico con espectro de uso libre (Wi-Fi, por ejemplo) o redes celulares. De hecho, una de las apuestas de 5G es proveer una plataforma basada en redes móviles con capacidad suficiente para servir diversas aplicaciones del IoT, desde ciudades inteligentes hasta casos como vehículos o de misión crítica que requieren comunicaciones confiables con muy baja latencia.

En México ya hay empresas y gobiernos que incorporaron el IoT a procesos como control de flotillas o monitoreo de la calidad del aire, pero una interrogante es cómo adoptarán el IoT los usuarios finales. El análisis de la oferta de planes IoT realizado por Telconomía sugiere que las empresas que ofrecen IoT celular (Telcel, Telefónica, AT&T) se enfocan por ahora en las empresas, no en los particulares.

Este artículo analizó las tarifas registradas ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para el segmento móvil y que se consideran como planes IoT para empresas y personas. Estos planes abarcan esquemas de capacidad individual o compartida para equipos (desde sensores hasta relojes) y conectividad para autos. Se utilizó una muestra no aleatoria de tarifas entre enero 2018 y septiembre de 2019 cuyos registros incluyen información del costo mensual, la capacidad base del plan y el costo de capacidad adicional.

Aunque existen tarifas registradas desde 2015, se excluyeron las que carecen de suficiente información para hacer una mejor
comparación.

El análisis sugiere que las ofertas de IoT celular se enfocan fuertemente en el cliente empresarial y son ofrecimientos de pospago: de las 120 tarifas analizadas de 2018, 92 por ciento son para empresas y de las 48 disponibles de 2019, el 85 por ciento. Los planes IoT “típicos” de 2018 y 2019 se resumen en la tabla.

Comparte el artículo