Colombia: resultados de la subasta de espectro 2019

Comparte el artículo

El gobierno colombiano asignó en febrero de 2020 las concesiones de espectro radioeléctrico subastado en diciembre de 2019. El proceso se caracterizó por precios de subasta relativamente altos, ofertas de cobertura en localidades y la participación de un nuevo entrante que renunció a una porción de espectro.

El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MINTIC) expidió los títulos y confirmó no asignar el bloque al que “Partners”, el nuevo entrante, renunció por realizar una oferta atípicamente alta, aparentemente por un error (el gobierno cobrará una garantía de seriedad).

En total, el concurso asignó 130 MHz más de espectro para telecomunicaciones móviles. La licitación disponía de una oferta de hasta 175 MHz, pero solo se concursaron 155 MHz por reglas sobre el número de participantes. La licitación ofreció bloques de las bandas de 700 MHz, 1.9 GHz y 2.5 GHz. El único bloque de la banda de 1.9 GHz no recibió ofertas y la banda de 700 MHz fue el factor más destacado.

De la banda de 700 MHz se subastaron 80 de 90 MHz disponibles, que fueron el 62% de la capacidad y 80% de la recaudación proyectada en la subasta. La banda de 2.5 GHz ya estaba parcialmente asignada en Colombia y se subastaron 50 de 60 MHz disponibles, ya considerando la renuncia de Partners a un lote de 10 MHz.

Los resultados de la subasta (considerando la renuncia al bloque de Partners) sugieren una recaudación muy similar a la del “escenario base” (venta de todo el espectro a su precio inicial). La recaudación según los resultados es de COP$ 5.45 billones* (US$ 1,641 millones al tipo de cambio del día de la subasta), apenas bajo los COP$ 5.46 billones o US$ 1,644 millones calculados por Telconomía como el escenario base. Aunque no se colocó todo el espectro, se subastaron a precios más altos por rondas competidas.

La recaudación sin descontar el bloque al que renunció Partners llegaba a aproximadamente COP$ 7.2 billones (US$ 2,167 millones), pero ese nivel era producto de una oferta atípica, independientemente de su causa.

En el proceso participaron tres operadores establecidos más un nuevo entrante: Claro (América Móvil), Movistar (Telefónica), Tigo (Millicom) y “Partners”, de Novator (controlador de Wom en Chile). Telefónica fue el único que no obtuvo espectro.

El concurso produjo en conjunto un precio MHz por habitante (MHz-Pop) de US$ 0.26 MHz-Pop, aproximadamente 18% más que el escenario base, diferencia explicada por la venta de menos bloques, pero a precios más altos.

Claro obtuvo en la subasta el 38% del espectro (50 MHz) y aportará el 29% de la recaudación (COP$ 1.58 billones o US$ 477.7 millones); Tigo y Partners consiguieron cada uno 31% del espectro (40 MHz c/u), pero Tigo pagaría el 45% de lo proyectado (COP$ 2.45 billones o US$ 737.4 millones) y Partners el 26%(COP$ 1.41 billones 0 US$ 426.4 millones). El MINTIC informó que requerirá a Partners el pago de una garantía de seriedad de COP$ 42,000 millones (US$ 12.4 millones) por la renuncia a un bloque de la banda de 2.5 GHz.

El valor de los bloques de la banda de 700 MHz se integró a partir de dos componentes: una oferta económica más una de inversión en cobertura (localidades a cubrir). Para la banda de 2.5 GHz solo se requirió una oferta económica.

Los ganadores pagarán por la banda de 700 MHz alrededor de COP$ 4.35 billones (US$ 1,309 millones) o US$ 0.34 MHz-Pop, uno de los niveles de precio MHz-Pop más altos observados en América Latina recientemente, de acuerdo con la base de espectro de Telconomía.

El 48% del valor de la banda de 700 MHz corresponde a los montos de las ofertas para llevar cobertura a localidades específicas. Casi la mitad del valor del “dividendo digital”, como se le conoce también a esta banda que se aprovecha con la transición de la TV analógica a la digital, se explica a partir del componente de inversión para cobertura social. Esos montos corresponden al 39% del valor de todo el espectro subastado en el proceso.

Tigo deberá atender 1,636 localidades como parte de su oferta de cobertura; Claro 1,348 localidades y Partners 674.

Por los topes de espectro, Tigo estaba inhabilitado para participar en las rondas de bloques 2.5 GHz, lo que provocó que de los 175 MHz solo se ofrecieran 155 MHz (de 80 MHz disponibles en la banda, las reglas permitían ofrecer solo 60 MHz con menos participantes). Claro y Partners obtuvieron ese espectro.

Considerando la renuncia al bloque 2 por Partners, las empresas pagarán COP$ 1.1 billones o US$ 332.5 millones por 50 MHz de la banda, un precio de US$ 0.14 MHz-Pop. Este es uno de los niveles más altos que se han observado en Latinoamérica en el último lustro por la banda 2.5 GHz.

La oferta por el bloque 2 de esta banda (al que renuncia Partners) era de COP$ 1.74 billones. Independientemente de su causa, al comparar esta cantidad con el resto de las ofertas se puede apreciar lo atípico de su magnitud.

En esta banda, la distribución de capacidad y pagos entre Claro y Partners fue de aproximadamente 60-40%, aproximadamente.

La licitación de 2019 parece llegar a su fin luego de varios hitos. Otro distintivo del concurso fue que Colombia cambió su legislación para permitir que, en los concursos de espectro, el criterio económico no fuera determinante (en favor de un componente de compromisos de cobertura), pero los resultados de la subasta muestran algunos de los precios más altos por espectro de las bandas de 700 MHz y 2.5 GHz en América Latina.

*Corresponde al valor de 1012, no al “billón anglosajón” de 109.

Comparte el artículo