Análisis | Resultados de la “Licitación 5G” de Brasil

Comparte el artículo

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL) completó en noviembre de 2021 la anticipada “Licitación 5G” que se destacó por la cantidad de espectro ofrecido y su enfoque en compromisos de inversión en lugar de recaudación fiscal. En América Latina hay países explorando esquemas que permitan el intercambio de pagos de espectro por inversiones (en subastas o cánones/derechos anuales), por lo que el desempeño del caso brasileño puede ser relevante para avanzar esta tendencia en políticas públicas que buscan reducir la brecha digital a través de la gestión del espectro.

En la “Licitación 5G” se ofrecieron bandas por encima y debajo de los 6 GHz. La oferta de espectro sub 6 GHz consistió de un bloque nacional de la banda de 700 MHz (20 MHz) que quedó disponible de la subasta de 2014, 90 MHz de la banda de 2.3 GHz y 400 MHz en la banda de 3.5 GHz. Adicionalmente se ofrecieron 3,200 MHz de la banda de 26 GHz (banda n258). Se subastaron bloques nacionales y regionales.

La licitación asignó el 52.8% de la capacidad radioeléctrica ponderada por población, pero la mayoría del sobrante fueron bloques de la banda de 26 GHz que no recibieron ofertas y un bloque renunciado por Fly Link. En espectro bajo los 6 GHz quedaron desiertos solamente 20 MHz nacionales en la banda de 3.5 GHz y un bloque regional de 40 MHz de la banda de 2.3 GHz en el Nordeste. Las autoridades brasileñas ya han mencionado que anticipan una nueva “subasta de sobras” con parte del sobrante de este concurso.

Para este proceso competitivo se implementaron subastas de sobre cerrado que permitían a los competidores realizar nuevas ofertas ascendentes, dependiendo de su distancia con respecto a la postura más alta en una ronda determinada. La fase de subasta requirió solo dos días para terminar y sí se registró competencia que elevara los precios del espectro con respecto a los niveles base. Al final de la subasta la ANATEL dio una cifra preliminar del beneficio recaudatorio y el “valor económico” del espectro, integrado por la recaudación y la estimación de los compromisos de inversión. De esta manera, la ANATEL presentó una cifra preliminar de recaudación de BRL$ 5,054.3 millones, pero una proporción de ello fue convertido en compromisos adicionales.

Fuente: ANATEL.

La ANATEL ratificó el resultado el 23 de noviembre y reportó una cifra definitiva de recaudación de BRL$ 4,862.0 millones. Utilizando el mismo tipo de cambio para todos los bloques de espectro se tiene que esa cifra representa unos US$ 874.5 millones, que es apenas el 10.3% del valor económico total del espectro licenciado (aproximadamente US$ 8,496.7 millones). En otras palabras, serán las inversiones y no la recaudación fiscal el componente principal del espectro asignado en la Licitación 5G.

La mayoría de las licencias tendrán una vigencia de 20 años, salvo algunos bloques de la banda de 26 GHz (10 años). Las contraprestaciones económicas del espectro podrán ser abonadas en cuotas anuales.

El análisis de las cifras de la Licitación 5G indica que Claro fue el operador que más espectro obtuvo y el que más contribuirá tanto a la recaudación fiscal como al aporte del valor total del espectro. Claro obtuvo el 37% de la capacidad radioeléctrica ponderada por población y aportará el 34% de la recaudación (aportaría el 27% del valor económico total del espectro licitado).

Después destaca el caso de Winity, que ganó el bloque de la banda de 700 MHz y que aportará casi el 25% de la recaudación fiscal de la subasta (pero aproximadamente un 8% del valor económico total), consiguiendo solo el 1% del espectro ponderado por población.

TIM y Vivo (Telefónica) consiguieron resultados agregados similares: adquirieron cada uno el 27% de la capacidad ponderada por población y aportarán cada uno el 18% de la recaudación total del concurso (21% y 24% del valor económico del espectro).

De los operadores que compitieron fundamentalmente por lotes regionales, Algar y Brisanet aportarán una cantidad relativamente alta de beneficio recaudatorio con respecto a la cantidad de espectro obtenido, algo que se explica a partir de la adquisición de bloques de la banda de 2.3 GHz. Algar y Brisanet tendrán el 0.9% y 2% del espectro respectivamente, pero contribuirán con el 1.3% y 3.5% de la recaudación fiscal total (Brisanet aportaría el 10% del valor económico del espectro de la Licitación 5G, dado que obtuvo bloques 3.5 GHz).

La comparación de precios MHz-habitante (MHz-Pop) para cada bloque se presenta en dos grupos: precios MHz-Pop ajustados únicamente por la cifra de recaudación fiscal y precios MHz-Pop basados en una distribución estimada del “valor económico total” del espectro (compromisos y recaudación).

Al comparar los precios simples más los precios ajustados por la duración de la licencia se observa que los bloques de mayor valor para la recaudación fiscal son los de la banda de 2.3 GHz y 700 MHz. En ese cuadrante destacan los bloques obtenidos por Claro, Winity, TIM y Algar.

La comparación de los precios simples y anualizados en función del “valor económico total” muestra cómo los valores de bloques de la banda de 3.5 GHz se acercan o superan a los de la banda de 2.3 GHz, explicado por la cantidad de compromisos asociados a esas licencias.

La Licitación 5G de Brasil atrajo a nuevos competidores al terreno de los servicios móviles. Winity (Patria Investments) ganó el bloque de la banda de 700 MHz y será un proveedor mayorista de capacidad inalámbrica. Este caso en particular será un punto de interés para el seguimiento de proyectos de redes móviles mayoristas, como la Red Compartida en México y la First Net de Estados Unidos, que coincidentemente utilizan el mismo rango del espectro (con diferente canalización en Estados Unidos).

Otros nuevos entrantes fueron Cloud2U y Neko, pero también se considera que grupos preestablecidos de telecomunicaciones mejoraron su posición en el mercado con el acceso a espectro para servicios inalámbricos: Brisanet, Consorcio 5G Sul (Unifique y Copel), Sercomtel y Algar.

Para los topes de espectro vigentes en Brasil el regulador no consideró que Claro TIM y Vivo estuvieran ya en poder del portafolio de frecuencias de Oi Móvil, transacción anunciada a finales de 2020 y que se completará tentativamente en 2022.

Los compromisos incluyen cobertura con servicios móviles, operación de redes 5G Standalone sobre la banda de 3.5 GHz, instalación de fibra óptica para backhaul, conectividad en escuelas, cobertura celular en tramos carreteros, mitigación de interferencias y migración de señales televisivas (3.5 GHz) y desarrollar redes privadas gubernamentales. Una mejor explicación de los compromisos y estructura del concurso está disponible en el excelente foro de 5G Americas “Resultados de la subasta de espectro 5G en Brasil”, disponible en YouTube.

Comparte el artículo