Análisis: prórrogas 3.5 GHz en México vs precios de subastas internacionales

Comparte el artículo

Dos operadores, AT&T y América Móvil, pagaron en enero de 2020 MXN $3,091.5 millones (US$ 164 millones, aproximadamente) por la prórroga de sus concesiones en la banda de 3.5 GHz por 20 años. Por ahora, esa cantidad ajustada al precio de cada MHz por habitante (precio MHz-Pop) es inferior a lo observado en algunas subastas internacionales de la banda, pero en México es muy probable que lo pagado en 2020 sea solo una porción del precio total de estas concesiones a futuro, ya que deberían definirse próximamente los pagos de derechos por el uso de esta banda (spectrum fees).

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) reorganizó en 2019 parte de la banda mediante las renovaciones de las concesiones de tres operadores: AT&T, Axtel y Telmex (que cedió la concesión a Telcel). En México se planea aprovechar al menos por ahora el rango 3.3-3.6 GHz (300 MHz) y actualmente los tres operadores concentran 150 MHz (50 MHz cada uno) y hay 50 MHz asignados a un proyecto gubernamental que el IFT busca recuperar. Por ahora existen 100 MHz libres que serán licitados, aunque esa cantidad podría aumentar a 150 MHz.

Fuente: IFT.

Al momento en el que se prepara este análisis, la concesión de Axtel seguía en proceso en el padrón de concesiones del IFT. Por lo tanto, las cantidades expresadas para México abarcan solo a AT&T y América Móvil. Antes de completarse las prórrogas, AT&T y América Móvil ejercieron un intercambio de bandas para formar los bloques continuos de 50 MHz diagramados (estaban configurados como pares de 2 x 25 MHz).

Los MXN $3,091.5 pagados (US$ 164 millones en esa fecha) entre AT&T y América Móvil como contraprestación por las prórrogas de las concesiones producen un generan un precio MHz por habitante (MHz-Pop) de US$ 0.015 (1.5 centavos de dólar US). Por ahora esta cantidad es un “límite inferior” de costo de estas licencias, ya que los derechos anuales (spectrum fees) son otra parte de la estructura de las concesiones de espectro para servicios inalámbricos en el país y que probablemente se establecerán después.

El nivel de las contraprestaciones de bloques 3.5 GHz en México es inferior a los precios MHz-Pop de subastas de 2018 y 2019 en Europa y Asia-Pacífico. Al comparar lo pagado en México hasta ahora con una selección de concursos registrados en al base de espectro de Telconomía, resalta que lo pagado por las prórrogas es menor a los precios obtenidos en concursos recientes, incluso los de precios de subasta menores.

Nota: se omiten nombres de los países específicos (disponibles para clientes de la Base de Datos de Espectro de Telconomía).

Esta comparación es con el “límite inferior” de lo que probablemente costarán esas concesiones a AT&T y Telcel. Los pagos anuales de derechos son el componente más “pesado” en el precio final de las licencias, por lo menos el 85% en las licitaciones más recientes. Los derechos que se definan en su caso para la banda de 3.5 GHz aumentarán el precio MHz-Pop también y el costo final de las concesiones.

Si se genera un escenario en el que apliquen a la banda de 3.5 GHz las cantidades de los derechos en México por la banda de 2.5 GHz, se tendría que el pago de 20 años de derechos (utilizando el método de valor presente neto) y lo pagado por las contraprestaciones darían un precio US$ 0.84 MHz-Pop para estas concesiones 3.5 GHz (casi 8.5 centavos de dólar US).

Es decir, el precio MHz-Pop medido solamente con las contraprestaciones se multiplicaría por 5.75 y los derechos o spectrum fees representarían el principal componente del costo de las concesiones 3.5 GHz renovadas. Si se utilizara el valor corriente de los derechos y no el método de valor presente, el aumento sería mayor.

En este escenario hipotético, el precio relativo de las licencias 3.5 GHz renovadas en México todavía estaría por debajo de algunos de los concursos de mayor recaudación en Europa y Asia-Pacífico, pero ya sería suficiente para superar algunos de los precios de subasta más bajos observados entre 2018 y 2019, aunque con menor cantidad de espectro asignado en la banda de 3.5 GHz.

Nota: se omiten nombres de los países específicos (disponibles para clientes de la Base de Datos de Espectro de Telconomía).

Independientemente de lo que suceda con el proceso de Axtel, se perfila que la próxima licitación en México (tentativamente en 2021) ofrezca bloques de 3.5 GHz, pero también de otras bandas, como sugiere el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias 2020. La banda de 600 MHz puede ser protagónica en ese concurso por ser la primera oferta de bloques en “bandas bajas” en años, descartando la licitación del proyecto de la Red Compartida que utiliza la banda de 700 MHz.

Conforme se conozcan mejor los planes para la próxima licitación de espectro en México probablemente se podrá mejor el interés de las empresas en una nueva subasta multi banda en México.

Los participantes de la 3.5 GHz también serán un punto de interés. AT&T y Telcel podrían aumentar su tenencia de espectro de este tipo pensando en el desarrollo de redes 5G, pero en el caso de Axtel hay más interrogantes, dado que ha traspasado sus segmentos de servicios fijos a cliente masivo a Televisa y Megacable. La Red Compartida desarrollada y operada por Altán Redes es una entidad para considerar, ya que no está limitada a usar la banda de 700 MHz y otras bandas pueden ayudar a la evolución de su red.

Telefónica está en proceso de desprenderse de espectro en México, lo que hace pensar que no participará en nuevos concursos. En cuanto nuevos entrantes, parece complicada una apuesta “desde cero” en el mercado mexicano por un nuevo proveedor.

La comparación del costo de las prórrogas de las concesiones 3.5 GHz por AT&T y América Móvil con algunos casos internacionales pueden dar pistas de las cantidades que la industria puede esperar en torno al costo de las concesiones en la banda.

El próximo concurso en México destacará algunas “bandas pioneras” para 5G en México (600 MHz y 3.5 GHz).  Vale la pena recordar que en el país no se asigna el espectro para utilizarlo en una red específica (3G, 4G, 5G) y en ese sentido estas concesiones son “agnósticas”. Pero en este contexto específico estas bandas serán nueva capacidad sobre la que se está desarrollando un entorno de tecnología (terminales, equipo de red) y pueden ser los cimientos de las redes 5G en México.

Comparte el artículo