Redes LTE-Advanced Pro en México: usuarios y smartphones

Comparte el artículo

A partir de marzo comenzaron operaciones dos de las cuatro redes “4.5G” que se estima estarán disponibles en México antes del fin de 2018. Estos activos permitirán que los concesionarios de redes inalámbricas diferencien sus servicios en el mercado, pero también implica que algunos consumidores deberán realizar cambios para captar los beneficios de esta clase de redes.

Para los operadores esto se puede traducir en nuevas ventas de equipo por la vía de usuarios que demanden smartphones más modernos que permitan alcanzar velocidades más altas, entre otras funcionalidades.

NOTA: COLUMNA PUBLICADA POR EL AUTOR ORIGINALMENTE EN CONSUMO TIC

En turno, los usuarios que esperen más de estas nuevas redes deberán considerar cuáles son las limitaciones de su equipo actual, pues no todos los equipos “4G” tienen las mismas capacidades y funcionalidades.

Esto crea incentivos para que en la publicidad de los operadores se limite la información sobre equipos que técnicamente puedan seguir operando, aunque vean solo una mejora ligera en el servicio y se destaquen solo como “compatibles” los modelos más recientes.

La pregunta es si habrá cooperación a lo largo de estos incentivos entre las compañías o si alguna optará por una estrategia de mayor transparencia hacia los usuarios acerca de qué esperar en el servicio en función de las terminales móviles y sus especificaciones técnicas.

Consulta el artículo completo en Consumo TIC

Comparte el artículo

Archivo