Infografía: LTE-Advanced, el próximo paso en banda ancha móvil

Comparte el artículo

E n América Latina, las redes Long Term Evolution (LTE) se han extendido progresivamente gracias a factores como la adjudicación de espectro adicional para telecomunicaciones móviles y la adopción de dispositivos inteligentes compatibles con estas redes.

El siguiente paso para la banda ancha móvil consiste en el despliegue de LTE Avanzado (LTE-A), definido por el 3GPP y que consiste en la evolución de LTE que actualmente se despliega alrededor del mundo.

La organización 5G Americas compartió recientemente una infografía en la que expone que en el continente americano hay sólo 8 redes LTE-A distribuidas en Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico de acuerdo a su conteo actualizado a marzo 2016. Entre los beneficios para el usuario está la capacidad de alcanzar velocidades de transmisión de datos más altas, pues tiene una capacidad teórica de 1.2 Gbps en el enlace descendente (downlinh) y 568 Mbps en el ascendente (uplink).

LTE-Advanced el próximo paso de la banda ancha móvil.

En América Latina se han llevado pruebas de LTE-A en Argentina, Chile y Brasil, de acuerdo con 5G Americas. La organización reporta que se espera que Colombia, México y Uruguay realicen ejercicios similares de cara al lanzamiento de redes LTE-A en la región.

LTE-A promete además un uso más eficiente del espectro radioeléctrico y entre las técnicas claves que habilitan estas redes están el carrier aggregation que combina distintos bloques de espectro aunque estén en distintas bandas y no sean contiguos para formar “tuberías” más anchas que permitan tasas de transferencia más elevadas. Esto permitirá aprovechar espectro que se ha licenciado previamente sin una orientación hacia bloques contiguos.

Otras tecnologías que habilitan LTE-A consiste en la transmisión MIMO (multiple-input, multiple-output) de órdenes más altos y con antenas de capacidad mejorada y el soporte a redes heterogéneas (HetNet), un concepto que está ligado además a la próxima generación de redes móviles 5G y que consiste en combinar macro celdas de las estaciones base tradicionales con las small cells que pueden habilitar estaciones base más pequeñas que, por ejemplo, una clásica torre celular.

La organización 5G Americas prevé que cuando las tecnologías 5G se estandaricen tendrán interoperabilidad con LTE-A, garantizando continuidad en el servicio móvil a futuro.

Comparte el artículo

Archivo