México: espectro para servicios móviles en 2017

Comparte el artículo

E n el cuarto trimestre (4T) de 2016 ocurrieron dos eventos que condicionarán la distribución del espectro radioeléctrico para servicios móviles en México en 2017: el anuncio del ganador de la Red Compartida y el acuerdo de Telcel y MVS sobre adquisición indirecta de espectro de la banda 2.5 GHz.

Aunque estos dos eventos no son definitivos todavía (Rivada litiga la decisión sobre la Red Compartida y el acuerdo MVS-Telcel aguarda la opinión del regulador), la distribución del espectro en cuestión y los actores involucrados podrían ver cambios, alterando la distribución actual del espectro radioeléctrico para servicios móviles.

Durante el 4T 2016 se han realizado aproximaciones a la tenencia del espectro desde las participaciones por operador (share), siendo este un enfoque meramente descriptivo de los cambios en la distribución de capacidad medida en MHz. Es necesario ponderar la variación en el número de jugadores que compiten directamente por espectro para brindar servicios de telecomunicaciones móviles.

Luego de la reforma de telecomunicaciones de 2013 se distinguen cuatro etapas importantes para los cambios en la tenencia del espectro:

  1. Antes de la consolidación de AT&T en México
  2. Antes de la licitación IFT-3
  3. Después de la licitación IFT-3
  4. Escenario con acuerdo Telcel-MVS (2.5 GHz) y la Red Compartida.

Si el acuerdo de Telcel-MVS y la Red Compartida marchan sin contratiempos y tomando como marco de referencia las bandas de 700 MHz, 800 MHz, 850 MHz, 1.7/2.1 GHz (AWS), 1.9 GHz y 2.5 GHz, Telcel llegaría a una particiáción del 40.8% del espectro adjudicado a nivel nacional, seguido por AT&T (25.9%), la Red Compartida (19.4%), Telefónica (13.2%) y Servicios de Acceso Inalámbrico o SAI (0.9%). Sin embargo, a esta noción de share hace falta agregar la variación en el número de jugadores. Un análisis empleando el índice Herfindahl-Hirschman (IHH) complementa esta noción.

Este análisis indica que con la entrada de la Red Compartida como un agente que usará espectro radioeléctrico para cumplir sus funciones (y que no tiene impedimento de origen para competir en licitaciones posteriores) y la aprobación del acuerdo de Telcel-MVS sobre la banda de 2.5 GHz, el nivel de concentración de la tenencia del espectro se reducirá con respecto a la distribución posterior a la licitación IFT-3 del 1T 2016. Concretamente el puntaje de este escenario será de 2,886 puntos en el IHH, mientras que si se anulara el “peso” de la Red Compartida (tomando en cuenta sólo el acuerdo Telcel-MVS), se registraría una concentración más alta en el orden de 3,541 puntos.

En México no existe un parámetro legal o regulatorio que indique cuánto share de todo el espectro representa un “exceso” o un “déficit”. El marco legal vigente indica que los agentes económicos preponderantes (artículo octavo transitorio, fracción III del decreto de reforma constitucional de telecomunicaciones) concentran una participación del 50% “medido este porcentaje ya sea por el número de usuarios, suscriptores, audiencia, por el tráfico en sus redes o por la capacidad utilizada de las mismas…”, pero no identifica al espectro como un criterio específico o único dentro de la capacidad de las redes.

Una manera de regular la tenencia del espectro y cuidar fenómenos de concentración ha sido el establecimiento de topes de espectro para procesos licitatorios. Estos pueden establecerse para cada subasta, bandas o tenencia en general de espectro. El artículo 277 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) indica que los agentes económicos preponderantes podrán participar en licitaciones de espectro con dos condiciones:

  • Con autorización del IFT
  • Respetando límites de acumulación de espectro.

Por lo tanto, la distribución del espectro por sí sola no predice qué agentes económicos pueden o no participar en próximos concursos de espectro.

Por otro lado, debe considerarse que en bandas altas como 2.5 GHz se canalizan para configurar bloques con mayor ancho de banda. Comúnmente en subastas en bandas más bajas se observan en México ofertas de bloques más angostos (10 MHz), pero para la subasta de 2.5 GHz cabe la posibilidad de que se configuren este tipo de bloques, pero también lotes de espectro contiguo más amplios.

Lo más relevante del nuevo panorama de distribución de espectro no es la tenencia del recurso en sí mismo, sino las ramificaciones estratégicas en dos áreas:

  1. El nivel de competencia en la subasta de la banda 2.5 GHz
  2. El lanzamiento de servicios LTE-Advanced en México

Estos dos elementos están relacionados directamente, pues el acuerdo de Telcel y MVS (en caso de ser aprobado) permitirá que el operador pueda usar el espectro de la banda 2.5 GHz para realizar carrier aggregation con otra banda de espectro y ofrecer cobertura de LTE-Advanced antes que sus competidores (aunque LTE-A puede lanzarse sin necesidad de otras bandas, es decir, como una solución “intra-band”). Además, este espectro lo habrá obtenido como parte de una operación en el mercado secundario de espectro, evitando el pago de los precios fijados en una subasta, mismos que son sujetos a incrementar en caso de que la competencia sea alta.

Los competidores comerciales de Telcel (AT&T y Telefónica) tendrían la alternativa de buscar más espectro en la subasta y de que en esta no participe Telcel por iniciativa propia o por el establecimiento de topes de espectro, pero la Red Compartida podría ser un competidor en el mercado primario de espectro dado que no tiene impedimentos para incrementar su portafolio de concesiones de espectro. Además, las bases de la Red Compartida indican que debe cumplir con criterios IMT-Advanced, lo que es indicativo de que esta red deberá ofrecer LTE-Advanced a lo largo de su operación.

Estas condiciones pueden generar una subasta de la banda 2.5 GHz más competida a pesar de que Telcel no llegara a participar, pues por una parte el IFT no podría contar con el espectro prorrogado a MVS, reduciendo la capacidad total a ofertar. Además, si el acuerdo Telcel-MVS recibe la opinión favorable del regulador y Telcel lanza LTE-Advanced antes que sus competidores, estos tendrán incentivos para buscar lanzar su oferta propia próximamente, siendo la subasta una de las estrategias disponibles para obtener más espectro para destinar al entorno de LTE.

Comparte el artículo

Archivo