Costa Rica: resultados de la subasta 2017

Comparte el artículo

L  a subasta de espectro 1.8 GHz y 1.9/2.1 GHz finalmente ocurrió en Costa Rica tras una serie de demoras en el proceso. La licitación logró colocar todos los bloques del proceso (un total de 70 MHz) entre América Móvil y Telefónica.

En esta ocasión, el Grupo ICE no participó por exceder el umbral de 140 MHz de espectro radioeléctrico concesionado establecido para este proceso. En Costa Rica no se tienen topes de espectro, pero el regulador, la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), estableció este criterio para la licitación de 2017.

Por otro lado, aunque se planteó la posibilidad de atraer a Tigo como nuevo entrante, este finalmente no participó.

La subasta recaudó US $43 millones, justo lo establecido en el precio de salida, pues la subasta concluyó en la primera ronda. Las ofertas de América Móvil (Claro) y Telefónica (Movistar) agotaron los lotes, pero no no compitieron entre sí, de modo que no se provocaron incrementos en los precios de las licencias.

La cantidad recaudada indica que el precio MHz por habitante quedó en US $0.12 MHz-Pop para todo el concurso. Estas concesiones tendrán una vigencia de 15 años prorrogables de acuerdo con el cartel de la subasta.

Los operadores que ganaron nuevo espectro aumentarán así su tenencia de bandas que ya tenían asignadas. A nivel nacional ambos cuenta con 100 MHz de espectro aproximadamente, lo que para América Móvil significó aumentar en 42.8% su capacidad de espectro y 66.6% para Telefónica.

Costa Rica es uno de los líderes en América Latina en materia de espectro adjudicado para servicios móviles. Aunque es posible que se anuncien licitaciones para espectro que estaría disponible próximamente (700 MHz, 900 MHz y parte de la banda 2.5 GHz en poder de Grupo ICE), todavía no se han realizado anuncios formales al respecto.

Como parte de las obligaciones que contraerán América Móvil y Telefónica a raíz del resultado figuran obligaciones en materia de velocidades por usuario. De acuerdo con las bases del concurso, los adjudicatarios del nuevo espectro deberán garantizar dentro de los 36 meses contados a partir del inicio de la concesión una velocidad de transferencia por usuario equivalente al 60% de 13 Mbps en al menos el 55% de las estaciones base que el operador tenga ya en operación.

Además, si en ese periodo de 36 meses los operadores despliegan nuevas estaciones base, se tendrá que garantizar la misma velocidad referida en el párrafo anterior en el 80% de las estaciones base adicionales.

Los adjudicatarios pueden celebrar acuerdos de compartición de infraestructura y coubicación. Adicionalmente quedan obligados a celebrar acuerdos de interconexión sin aplicar criterios discriminatorios.

Debido a que en esta ocasión no se logró atraer a un nuevo entrante, no se aplicará regulación orientada a favorecer a un nuevo competidor en su etapa de despliegue.

Comparte el artículo

Archivo